PAGO DE SUELDOS EN CASO DE QUE LAS AUTORIDADES DECLAREN CONTINGENCIA SANITARIA

Con la situación que vive actualmente el país relacionado con el coronavirus (COVD-19), ha tenido como consecuencia la cancelación de eventos masivos, suspensión de clases, y algunas empresas han buscado otras alternativas para que sus trabajadores no se trasladen a su centro de trabajo y puedan realizar sus actividades desde casa.


Es importante resaltar que, si se diera el caso en que las autoridades competentes emitan una declaratoria de contingencia sanitaria, que implique la suspensión de labores, entonces el patrón estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes.


Para que se aplique lo dispuesto en el párrafo anterior, es necesario que las autoridades emitan una declaratoria de contingencia sanitaria.


El fundamento de lo plasmado en párrafos anteriores está en los siguientes artículos de la Ley Federal del trabajo:


Artículo 42 Bis. En los casos en que las autoridades competentes emitan una declaratoria de contingencia sanitaria, conforme a las disposiciones aplicables, que implique la suspensión de las labores, se estará a lo dispuesto por el artículo 429, fracción IV de esta Ley.


Artículo 427.- Son causas de suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento:

I. La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, o su incapacidad física o mental o su muerte, que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la suspensión de los trabajos;

II. La falta de materia prima, no imputable al patrón;

III. El exceso de producción con relación a sus condiciones económicas y a las circunstancias del mercado;

IV. La incosteabilidad, de naturaleza temporal, notoria y manifiesta de la explotación;

V. La falta de fondos y la imposibilidad de obtenerlos para la prosecución normal de los trabajos, si se comprueba plenamente por el patrón; y

VI. La falta de ministración por parte del Estado de las cantidades que se haya obligado a entregar a las empresas con las que hubiese contratado trabajos o servicios, siempre que aquéllas sean indispensables; y

VII. La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de contingencia sanitaria.


Artículo 429.- En los casos señalados en el artículo 427, se observarán las normas siguientes:

I. Si se trata de la fracción I, el patrón o su representante, dará aviso de la suspensión al Tribunal, para que éste, previo el procedimiento consignado en el Procedimiento Especial Colectivo establecido en el artículo 897 y subsecuentes de esta Ley, la apruebe o desapruebe;

II. Si se trata de las fracciones III a V, el patrón, previamente a la suspensión, deberá obtener la autorización del Tribunal, de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica;

III. Si se trata de las fracciones II y VI, el patrón, previamente a la suspensión, deberá obtener la autorización del Tribunal, de conformidad con las disposiciones contenidas en el procedimiento especial colectivo establecido en el artículo 897 y subsecuentes de esta Ley, y

IV. Si se trata de la fracción VII, el patrón no requerirá aprobación o autorización del Tribunal y estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes.


LCP Miguel Ángel Enríquez Ureña

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube
  • Icono social LinkedIn

SUSCRÍBETE, ENTÉRATE DE LAS NOTICIAS RECIENTES EN TEMAS ADMINISTRATIVOS Y FISCALES.

Copyright © Todos los Derechos Reservados SOFTWARE FÁCIL, S.A. DE C.V. México 2019